Reservaciones
Donaciones
Voluntariado
Hospedaje
Aliados
Sostenibilidad



Información para contactar
las oficinas de TIRIMBINA

Reserva Biológica Tirimbina
La Virgen de Sarapiquí, Heredia

(506) 2761-0333 - Teléfono
(506) 2761-0055 - Teléfono
(506) 2761-1576 - Fax - extension:204

Email: info@tirimbina.org
reservaciones@tirimbina.org


 

¿Por qué observar aves en Tirimbina?

Por Julio Sanchez

 

dsc_0004  Unicamente es preciso recorrer unos cientos de metros para ir discerniendo las causas de esta riqueza, Tirimbina incluye una gran diversidad de hábitats: el bosque primario, bosques en estado de sucesión y los bosques riparios, innumerables quebradas y el caudaloso Río Sarapiquí . El bosque tropical lluvioso es muy complejo estructuralmente , desde el piso del bosque o sotobosque hasta el techo o dosel, un espacio de 30m o más conforma el interior del bosque con árboles y arbustos de diversa altura. Lianas, bromelias, orquídeas y otras plantas epífitas, que además atrapan hojarasca y como resultado producen microhabitats que son explotados por especies de aves altamente especializadas.
Este ecositema tropical es muy dinámico y la caída de un árbol gigante lo ejemplifica, pues esto produce un claro que permite la llegada de luz hasta el piso del bosque lo cual permite la colonización por parte de las plantas pioneras: hierbas y arbustos como las melastomatáceas, heliconias, piperáceas, cecropias, entre otras; producen abundantes frutos y flores que sostienen comunidades de aves frugívoras como tangaras, saltarines y de nectarívoras como colibríes.
Este desarrollo del bosque es favorecido por las altas temperaturas y precipitaciones que alcanzan hasta 4500mm por año. Aunque llueve todos los meses, existe una estacionalidad que desencadena los procesos fenológicos de las plantas y determina en gran manera los diferentes períodos reproductivos de las aves.
243

dsc_0234 Más de 300 especies de aves se han registrado en Tirimbina, una rica avifauna constituida por especies residentes y migratorias. Estas últimas permanecen en los trópicos cerca de 6 meses migrando luego hacia sus áreas reproductivas en las regiones boreales de Norteamérica. Un considerable número de especies residentes durante todo el año en el país realiza movimientos estacionales a los bosques de alturas medias de la Cordillera Volcánica Central, principalmente. Estas aves son frugívoras o nectarívoras y posiblemente la abundancia de flores y frutos a diferentes alturas a lo largo del año sea la causante de estos movimientos. La localización de la Reserva en pleno corredor migratorio permite la observación de una gran diversidad de especies que durante los meses de setiembre y octubre, principalmente buscan activamente follaje insectos mientras que otros ávidamente se alimentan de bayas o néctar. Entre estas reinitas (Parulidae) , vireos (Vireonidae), zorzales (Turdidae), tangaras (Thraupidae), caciques (Icteridae)virtualmente inundan los bosques y jardines de la Reserva. Más de 130 especies entre residentes y migratorias han sido registradas en el jardín, entre estas mieleros, colibríes, oropéndolas, trepadores.

Uno de los aspectos más interesantes de la Reserva es la oportunidad de observar especies representantes de las familias endémicas de la Región Neotropical: tinamúes, jacamares, trepadores, saltarines, cotingas, aves sol, pájaros hormigueros, tucanes, potoos, entre otros. Una caminata al amanecer o al atardecer nos permitirá observar al Tinamú Mayor, recorriendo cautamente los senderos en busca de artrópodos o frutos caídos, un ave perteneciente a una familia primitiva emparentada con el avestrúz americano, avestruz africano y el casuario australiano. Esta tímida ave confía en su coloración críptica para pasar por desapercibido. Muchas aves tropicales presentan un colorido plumaje como las tangaras, mieleros, trogones, y colibríes, habitantes de los bordes del bosque o el dosel y para observarlas lo ideal es encontrar árboles de higuerón o cecropia en plena fructificación, que garantizan una gran concentración de aves.
collage
Las aves del interior del bosque y del sotobosque son un reto para los observadores de las aves, la oscuridad del bosque y los colores parduzcos con patrones crípticos, dificultan su observación e identificación. Algunas de estas especies son raras, especializadas ecológicamente a este hábitat. Otro grupo muy interesante de aves son los saltarines, que además de su plumaje llamativo forman asambleas de cortejo (leks) donde varios machos se reúnen a realizar sus rituales . Quizá lo más interesante es visualizar las interrelaciones entre aves y plantas, que contribuyen a mantener la complejidad del bosque lluvioso, pues muchas especies son frugívoras, y actúan como dispersores de semillas, contribuyendo así a la regeneración delo bosque.
collage1
 
EDUCACIÓN
Ofrecemos programas educativos para todos
los niveles.
ECOTURISMO
Explore los senderos y
descubra la flora y fauna
de nuestra región.
INVESTIGACIÓN
Investigue en uno de los
lugares más diversos del
mundo.